Apple y Google ponen en apuros a la industria automotriz

EEUU, lunes 22 de junio de 2015 (dpa) – Durante décadas, la industria automotriz se manejó en solitario, pero esa exclusividad está siendo cuestionada por nuevos actores que podrían alterar la correlación de poder en el sector. La era digital entró de lleno y la apuesta a la movilidad electrónica implicará grandes cambios para algunos sectores de la industria, como la producción de motores, cajas de velocidad o baterías.

Cuanto más se avance hacia un automóvil electrónico, más importancia obtendrán los peso pesados ​​de la tecnología de informática provenientes de Silicon Valley, sobre todo Google y Apple.

Los vehículos autónomos podrían en el futuro prescindir de volantes y pedales, tal como ya lo adelantó Google con su prototipo esférico.

Los consumidores ya lo notarán en los próximos cuando salgan a la compra de un nuevo automóvil. Las plataformas de Apple y Google para mejorar la integración de los iPhones y teléfonos inteligentes Android en el coche ya tienen una fuerte presencia en el mercado. La mayoría de los fabricantes quieren apoyar tanto el CarPlay de Apple como el Android Auto.

La empresa estadounidense de automóviles General Motors incluirá en 14 de sus modelos Chevrolet 2016 el sistema CarPlay de Apple y Android Auto, que permite controlar ciertas funciones del teléfono desde el tablero. También la empresa alemana Volkswagen está desarrollando esta nueva tecnología y prevé implementarla en sus vehículos.

Sin embargo, los sistemas de “infotainment” -información y entretenimiento- tradicionales no desaparecerán y los autos seguirán equipados con los sistemas de navegación del propio fabricante de automóviles.

digo:Tecnología>> ¿Como viene el nuevo iOS 9 de Apple?

En el caso del nuevo Audi Q7, los fabricantes piensan que los conductores continuarán utilizando el navegador que propone el fabricante alemán de vehículos de alta gama porque el sistema también funciona circulando por un túnel o en el extranjero, sin cargos adicionales de roaming, señala un especialista en el marco de la conferencia de desarrolladores del gigante tecnológico Google, el mes pasado en San Francisco.

Por el momento, para Daimler, Audi y BMW parece más viable la tecnología de navegación de Nokia.

“En la industria se discute mucho acerca de la relación con Google y Apple”, apunta un especialista que asesora a los fabricantes en el desarrollo de sus propios sistemas. “Los fabricantes de automóviles tienen miedo de perder datos a manos de Google y Apple”, señala.

La industria automotriz quiere seguir manteniendo el control: “CarPlay y Android Auto están diseñados de modo tal que el coche se convierte en un accesorio del teléfono inteligente”, señala el asesor. Por otra parte, quieren una mayor diferenciación: “En su concepto de negocios es importante que el sistema operativo en una Maserati se vea más lujoso que en un Fiat”, añade.

El fabricante italiano de automóviles intenta en su nuevo Fiat 500X contrarrestar nuevamente este embate con un sistema de información y entretenimiento de su propia cosecha.

Aunque el sistema en la cabina utiliza el smartphone para la conexión a Internet, toda la interfaz de usuario fue desarrollada por Fiat con la ayuda de la empresa estadounidense Harman, entre otras.

El presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, causó recientemente una pequeña revolución dentro del sector cuando dio a entender que en la búsqueda de un socio también estaba abierto a una posible alianza con Apple o Google.

Marchionne se trasladó a Silicon Valley y se reunió con el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, y el fundador del fabricante de coches eléctricos Tesla, Elon Musk.

Cook está interesado en la “intervención en el coche” de Apple, dijo el jefe de Fiat de modo críptico tras el encuentro. Esto solo echó leña al fuego tras meses de rumores de que Apple estaba trabajando en su propio coche eléctronico, que podría entrar en 2020 en el mercado.

Estas especulaciones aparentemente le sirven a Apple, también en vista de las negociaciones con los fabricantes de automóviles.

Incluso el directivo Jeff Williams, responsable de las operaciones diarias de Apple, avivó esos rumores. “El coche es el dispositivo móvil más novedoso, ¿no?”, respondió con una sonrisa pícara cuando se le preguntó sobre los posibles productos del futuro en una conferencia del blog de tecnología “Recode”.

La tensión en el aire se siente. Recientemente, el director ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, lanzó un sorpresivo ataque contra Apple.

“Una empresa como Apple fabrica sus productos casi exclusivamente en proveedores de Asia, bajo circunstancias en parte cuestionables”, criticó Winterkorn en una conferencia en Berlín. “Esa no es nuestra visión!”, señaló.

El hecho de que Apple entretanto somete su cadena de suministro global a un estricto control no fue mencionado por el CEO de la automotriz alemana.

Las compañías automotrices tendrán en el futuro que enfrentarse a actores totalmente nuevos en el mercado. Entretanto, todos se acostumbraron al coche robot de Google, pero incluso Local Motors, la empresa estadounidense de carrocerías, se atreve a desarrollar un vehículo sin conductor. “¿Por qué no? Esperamos que la tecnología se pueda adquirir pronto a un costo accesible”, señala el jefe para Europea, Damien Declercq.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.