Automóviles de lujo vs vehículos populares

DETROIT, 15 enero 2014 (AFP) – Los fabricantes de vehículos han optado por agregar beneficios a sus nuevas creaciones, las cuales eran exclusivas en modelos de automóviles de lujo. Esto provoca que la línea divisora entre ambos sea aún más fina. Algunos automóviles a la venta tanto actuales como de algunos pocos años atrás, tiene poca cosa que envidiarle a los carros de lujo.

El confort y la elegancia que caracteriza  dichos vehículos es exepcional, a pesar de que no son automóviles de alta calidad disponen de asientos de cuero, sistemas de ayuda para la conducción e incluso pantallas táctiles.

El analista de IHS Automotive, Tom Libby, dijo que “usted puede comprar las berlinas Nissan Maxima o Buick LaCrosse sobreequipadas, pero lo que no tendrá es la imagen” relacionada a un prototipo de alta calidad y reputación”.

“Hace falta prestar atención al hecho de que si vende más vehículos, ya no es una marca premium”, estimó Dave Sargent, analista de JD Dower.

Debido a la gran expectativa y preferencia de compra que han generado estos automóviles económicos, ha surgido la preocupación de que los clientes que optaban por comprar vehículos de alta calidad, se vayan por el lado de “los más baratos”, según expresó Sargent.

Según explicó el analista Daimler, la marca Mercedes Benz no se ve amenazada por dichos modelos ya que cuenta con la pequeña berlina CLA, vendida a partir de los 29.700 dólares. Además el modelo anterior a este, el clase C, se posiciona como su modelo más vendido a nivel mundial.

La mayoría de los compradores de la clase CLA son nuevos clientes de Mercedes Benz  Cerca del 80% de los compradores de las CLA son nuevos clientes de la marca. El jefe de Daimler dijo que “el entusiasmo por la CLA beneficia al total de la marca”.

Mantener la fidelidad al ADN de Jaguar

Ahora bien, los automóviles considerados como “premium” actualmente ocupan el 8% del mercado mundial y según asegura Marc Fields, encargado de operaciones en Ford, “en el curso de los cinco próximos años, prevemos que el segmento de lujo crecerá más intensamente que el total del mercado”.

Debido a las restricciones legales a las emisiones de dióxido de carbono, grandes marcas de prestigio han tenido que sugerir automóviles más pequeños con motores menos potentes

Las cada vez más importantes restricciones legales a las emisiones de CO2 llevan a las marcas de lujo a proponer vehículos más pequeños y con motores menos potentes, factores que disminuyen la oportunidad con los automóviles para el gran público, subraya Bob Carter, director de actividades en Toyota.

Pero esto no significa un descenso de gama, asegura Andy Goss, encargado de ventas de Jaguar y Land Rover. “Proponemos el lujo de manera diferente en los vehículos más pequeños”, explica a la AFP, agregando que la clave es mantener el mismo nivel de calidad y permanecer fiel al “ADN de Jaguar o de Land Rover”.

También es posible mejorar el consumo de los vehículos sin estar obligados a dotarlos de motores menos potentes, explicó. Una posibilidad es aligerar los modelos, como el caso de la nueva Range Rover, que pesa 360 kilos menos que el modelo precedente gracias al uso de metales compuestos. Otra posibilidad es el desarrollo de motores híbridos o para diesel.

Este es el camino tomado por los alemanes, que dominan el segmento de alta gama en Estados Unidos. A pesar de una competencia cada vez más fuerte, registraron ventas récord el año pasado de 1,3 millones de unidades, un alza del 5%. Mercedes, BMW y Audi (grupo Volkswagen) ya proponen motores híbridos y para diesel, y hasta trabajan para la creación de algunos coches que funcionen en base a hidrógeno.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.