Cómo afianzar la relación con tus hijos tras un divorcio

A pesar de que el divorcio no es el mejor ejemplo para los hijos, luego de esa incomoda etapa (si te organizas) puedes disfrutar y dedicar más tiempo a la relación de tu hijo. El divorcio afecta en su mayoría todos los miembros de una familia ya que es pasan por un proceso de “despego emocional” que resulta bastante díficil de asimilar.

Según recomienda el portal digital biensimple.com, hay algunos consejos a los cuales debemos prestar mucha atención para reorganizar esa nueva etapa en nuestras vidas y la de nuestros hijos después de este proceso. Aquí te muestro algunos pasos que te pueden ayudar a alcanzar una mejor relación de “padres-hijos”:

-Debes separar el tiempo de una manera estricta estableciendo un período de calidad para tus hijos, para tu trabajo y para ti mismo. Planifica con antelación las actividades de tus hijos y coméntales que quieres hacer.

-Hazle saber tus planes de la semana o del mes, para que así ellos tengan conocimiento de tu disponibilidad, así sabrán cómo demandar el tiempo y a la vez esto los prepara para que a la hora de compartir contigo estén más listos y emocionados que nunca.

-Es importante que establezcas una relación basada sobre todo en la confianza. Y para esto te recomiendo que no aplaces los planes (ya sean importantes o no) a menos que no sea una situación que lo amerite y de todas formas trata siempre de dar tu excusa antes no después, en caso de que tu emergencia te lo permita. Ahora bien, la próxima vez, asegúrate de cumplir.

-Es primordial que cumplas con los horarios de rutina (escuela, clases particulares, actividades deportivas, etc.), los cuales son súper importantes, ya que los niños se ven muy afectados y atemorizados cuando pasas por ellos luego de la hora acordada.

-Coordina las ocasiones especiales, como son los cumpleaños, días festivos, celebraciones escolares, actividades religiosas, etc.

-Es bueno que platiques de sus actividades y situaciones que pasan con tu hijo cuando estás ausente. Hazle preguntas, aconseja si es necesario y mantén la retroalimentación de una manera constante.

-No critiques a tu ex pareja. Tus hijos deben quedar al margen de esos problemas y ya que pasó la etapa del divorcio debes enterrar cualquier conflicto en ese momento y no hacerlo extensivo a tus hijos.

-Ayúdalos en la realización de sus tareas. Aunque no vivas con ellos preocúpate por todo de la misma forma que lo harías si vivieras con ellos.

Recomendaciones:

Como padres, se debe llegar a un acuerdo en el cual establezcan reglas de organización que estipulen horarios, de tiempo, visitas, responsabilidades ya sean de salud o educativas, entre otros temas.

Tatiana Bastardo

digo lo que sé, pienso y siento

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.