Cómo usar Twitter: consejos para principiantes

EEUU, Miercoles 15 de abril de 2015 (dpa) – Jack Dorsey solo quería un servicio de mensajería para su pequeña empresa, donde pudieran intercambiar mensajes cortos, pero la gente tenía otros planes para Twitter y la red social se hizo famosa rápidamente fuera del ámbito de la compañía y en la actualidad la utilizan unos 300 millones de personas al rededor del mundo.

Los mensajes no pueden tener más de 140 caracteres, pero según el experto Michael Rajiv Shah, eso es lo que hace fascinante a Twitter. “Uno se encuentra con otras personas de una forma mucho más abierta que en otras plataformas, porque con los tuits cortos uno siempre lanza algo interesante para el debate”, señala este autor de una guía  de cómo usar Twitter.

La cuenta gratuita se crea enseguida y sólo hace falta una dirección de email. Por delante del nombre del usuario, que se deriva normalmente del de la persona, aparece siempre el signo @ (arroba).

Michael Rajiv Shah recomienda a los nuevos en Twitter que primero lean conversaciones de otros. “Para empezar se busca a personas que uno conozca y se las sigue”, indica. Para hacerlo se usa la ventana de búsquedas, en la que se escribe el nombre de la persona a la que se quiere encontrar.

Al hacer clic en el botón de “seguir”, los tuits de esta persona aparecen en el perfil propio. Cuanto más personas se siga, más mensajes entran. “Es una enorme cantidad de contenidos que uno recibe de manera más rápida que con ningún otro medio”.

¿Y qué debería tuitear un novato? “Todo lo que pueda ser interesante para su red”, comenta Shah. “El modo da un poco igual”.

digo:Tecnología>> Twitter presenta su app de streaming de vídeos

En un estudio de la empresa de mercadotecnia Result se descubrieron varias tendencias en los tuits: expresión impulsiva de sentimientos; descripción de sucesos u observaciones cotidianas; comentarios valorativos; disertaciones de contenido sobre un tema; bromas, juegos de palabras y aforismos; así como links a otros contenidos.

Para poder introducir links muy largos en un espacio de un máximo de 140 caracteres, hay servicios que recortan los enlaces, como Bitly.com.

En base a los tuits que uno escribe y de las personas u organizaciones que sigue, Twitter hace propuestas sobre de quién más podría uno ser seguidor. De esa forma se arma rápido una red de personas con intereses en común. Otra opción para ganar nuevos contactos es la búsqueda por hashtag (#). Los hashtags convierten las palabras utilizadas en etiquetas y permiten encontrar los debates sobre un mismo tema.

“Básicamente, todo lo que uno escribe en Twitter es público”, señala el experto en redes sociales Markus Hartlieb. Cualquiera puede leer lo que otros tuitean, salvo los mensajes privados que intercambian entre sí los usuarios cuando son seguidores uno de otro.

“También si uno escribe un mensaje y pone un nombre de usuario con la arroba delante, se puede limitar el círculo de lectores”, explica Michael Rajiv Shah. “Ese tipo de mensajes sólo los pueden leer el dueño de la cuenta y los seguidores comunes”. También es posible crear una cuenta privada, en la que cada seguidor tiene que ser autorizado para sumarse a la red.

“Los seguidores se ganan a base de buenos contenidos”, señala Hartlieb. Porque los tuits que interesan a muchas personas son a su vez re-tuiteados, a través de un botón (retweet) creado para tal fin. Los principiantes se benefician de esta función cuando una persona con muchos seguidores publica un mensaje suyo.

“Los tuits con fotos y videos se reenvían el doble de veces que los que sólo tienen texto”, informa Antoinette Mussig, empleada de Twitter. La empresa organiza seminarios online gratuitos sobre la red, en los que se hace mucha publicidad a los anuncios pagados en Twitter, pero en los que también se ofrecen consejos útiles.

Y cuando hay ganas de hablar o el estómago tiene hambre, siempre hay posibilidades de quedar en persona con otros amigos, también a través de Twitter. “El arte de las redes sociales consiste en darle al espacio virtual la fuerza de la vida real”.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.