Publicaciones

¿Cuánto podría costar crear una app?

¿Cuánto podría costar crear una app?

Los retos que encontrarás en el proceso que debes agotar para crear una app irán definidos por toda la preparación e información que logres recaudar antes del proceso.

Los costos obviamente varían. Por ejemplo, hay una diferencia significativa entre contratar a un freelancer, o una agencia de aplicaciones inteligentes.

¿Cuánto cuesta crear una app? ¿Cuánto tiempo tardará? ¿Puedo pagar a alguien para que lo haga por mí?

La mejor manera de calcular el costo total para construir una aplicación es con un producto mínimo viable. Básicamente, la versión más simple (y más barata) de un producto probando la validez de la idea para ver si funciona antes de pagar por ella.

Crear una app en versión básica sobre una guía de festivales musicales puede costar entre $30 – $38k con un período de 3 meses para su realización, mientras que una app para alquilar casas o habitaciones está en el rango de $37- $41k.

Así que si piensas construir el próximo “Tinder para gatos”, probablemente gastarás alrededor de $ 37k para la versión básica, además de $18k adicionales para la versión beta, por un enorme total de $ 56k (sólo para la versión iOS). Si decides realizar una versión para Android, eso te costaría unos $52k.

La diferencia de precio entre iOS y Android tiene que ver con la cantidad de horas necesarias para construir el producto y el desarrollo de iOS toma más tiempo que para Android.

Entonces…

¿Qué aprendimos de esto?

En primer lugar, debes tener una expectativa realista de costo y tiempo antes de explorar un nuevo proyecto.

En segundo lugar, considera tus opciones de desarrollo. El sueldo del desarrollador de software promedio es de alrededor de $100k y ni siquiera cuenta de los impuestos de nómina, beneficios y todas las otras cosas necesarias para iniciar una empresa y contratar a alguien. O puedes dedicarte a aprender sobre programación y hacerlo tú mismo, pero nadie tiene el tiempo suficiente, por lo que recomendamos dejarlo en manos de expertos.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas