Publicaciones

Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Día Mundial del Autismo

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 2 de abril como Día mundial del Autismo, con el  fin de Concienciar ante el Trastorno del espectro autista (TEA). El Autismo produce una disfunción cerebral que afecta de manera importante la comunicación verbal y no verbal, la interacción social y la imaginación.

La mayoría de los síntomas aparecen en los primeros 3 años de la niñez y continúan a través de toda la vida. Aunque no hay cura, el cuidado apropiado y la intervención temprana de un equipo multidisciplinario puede promover un desarrollo relativamente normal y reducir los comportamientos no deseables. Las personas con Autismo tienen longevidad normal.

2 de abril Día Mundial del Autismo

¿Que hago después del diagnosticado con autismo?

Inscribirlo en un programa de intervención temprana, actualmente en nuestro país existen instituciones que tratan el trastorno del espectro autista (TEA),  El Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) y la Fundación Dominicana De Autismo.

Los padres son los mejores observadores del crecimiento y desarrollo diario de sus hijos porque pasan mucho tiempo con ellos. En la mayoría de los casos, los padres que sospechan que su hijo tiene autismo informarán al pediatra en una visita de rutina sobre la demora en el habla, lenguaje o un problema con el desarrollo social (con o sin un problema del habla/lenguaje).

La mayoría de los pediatras toman seriamente las preocupaciones de los padres sobre la demora en el habla y hacen un estricto seguimiento.

Datos:

  • Los TEA comienzan en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta.
  • Aunque algunas personas con TEA pueden vivir de manera independiente y tener una vida productiva, hay otras con discapacidades graves que necesitan constante atención y apoyo durante toda su vida.
  • Las intervenciones psicosociales basadas en la evidencia, como la terapia conductual, pueden reducir las dificultades de comunicación y comportamiento social, y tener un impacto positivo en el bienestar y la calidad de vida.
  • Las intervenciones dirigidas a las personas con TEA deben acompañarse de medidas más generales que hagan que los entornos físicos, sociales y actitudinales sean más accesibles, inclusivos y compasivos.
  • Las personas con TEA son estigmatizadas, discriminadas y sufren violaciones de los derechos humanos. Su acceso a los servicios y al apoyo es insuficiente a nivel mundial.

Vanessa Cruz