Publicaciones

Así funciona el drone más pequeño del mundo

Así funciona el drone más pequeño del mundo

Dron más pequeño

Un grupo de ingenieros desarrolló en un chip con neuronas de control, colocadas en una pequeña libélula que dió origen al dron más pequeño del mundo, este cuenta con una cámara diminuta que puede realizar vídeos durante el vuelo del pequeño insecto.

Esta nueva tecnología fue desarrollada en el Charles Stark Draper Laboratory con ayuda del Howard Hughes Medial Institute de Cambrige, Estados Unidos. Este proceso de implantación del chip en la libélula fue posible con una inserción de neuronas de control en su médula espinal.

Optogenética es el nombre de la técnica utilizada para la activación de las neuronas con ayuda de la luz. La libélula puede mover las patas y las alas en un vuelo de corta distancia y en línea recta.

Increíble verdad, que un pequeño insecto tenga una cámara en miniatura y que mientras ejerce su vuelo natural pueda capturar vídeos y sin hacer ruído al volar. Esta nueva tecnología recibe el nombre de dragonfly eye.

El objetivo de los ingenieros creadores de esta nueva tecnología es en un futuro equipar el insecto con otros sensores para poder recibir datos en lugares donde un dron no puede entrar, con estos ciborgs los drones tendrían una vida mucho más amplia que los drones con baterías.

El grupo de ingenieros además busca poder controlar completamente al ínsecto para reducir las dimensiones del sistema electrónico que posee el dron, la tecnología de la mano de la naturaleza.

Helen Rodriguez

Amante de la lectura!