Publicaciones

Elegir la FELICIDAD

Elegir la FELICIDAD

claves para el éxito

Muchas personas, asocian la felicidad a un estado de bienestar total, de tranquilidad permanente, donde solo pueden sentir alegría y entusiasmo, y nunca tristeza o malestar… pero, si fuese así como la concebimos, es lógico pensar que es una utopía. La felicidad verdadera, posible e íntima, es más cercana a la paz interior. No depende de lo que pase afuera, ni de lo que otros digan o hagan, tampoco de las circunstancias que envuelvan nuestra vida momentáneamente, sino de lo que hagamos con lo que nos suceda, con lo que deseamos, con nuestra posibilidad de ser asertivos, auténticos y coherentes en todo momento.

¡Todos queremos ser felices! Cuando pensamos en que necesitamos tener ciertas cosas o experimentar determinadas situaciones o estar en compañía de una persona en particular, dejamos nuestra felicidad en manos de otros. Asumamos la responsabilidad de lo que haremos con nuestra vida, la responsabilidad de nuestras decisiones, acciones y sus consecuencias, pues solo así, podremos construir una vida mejor y experimentar mas felicidad. Dejemos de esperar y comencemos a actuar.

La felicidad, es una consecuencia natural, de la forma en la que asumimos y afrontamos la vida; cuando no la sentimos, experimentamos un vacío existencial que nos lleva a perder el rumbo, a entristecernos, a desanimarnos y a sentirnos frustrados y resentidos con los demás y con la vida. Buscamos encontrarla en las metas materiales, un nuevo carro, una mudanza de casa, un cambio de país, unas vacaciones ideales, un nuevo amor… y al conseguirlas, nos sentimos temporalmente emocionados, alegres y deseosos de compartirlo con nuestras personas queridas, y después de unos días o semanas… volvemos a experimentar el mismo vacío y la insatisfacción que sentíamos inicialmente.

Podemos experimentar la felicidad a través del disfrute de las pequeñas cosas que nos ocurren todos los días, a través del reconocimiento del valor de las cosas buenas que nos pasan, de los recursos internos que tenemos, del contacto con personas especiales que nos quieren y queremos, de la posibilidad de hacer lo que nos gusta y de compartir su efecto positivo con otros. Comencemos a incluir actividades relajantes y divertidas en nuestra agenda, al menos una vez a la semana, de manera que se convierta en una prioridad, reservar el tiempo necesario para hacer estas actividades que nos permitan recuperar el balance, la tranquilidad y el bienestar.

¡Sentirnos felices a cada momento… es una decisión!

6 claves para potenciar la felicidad

Ser feliz

1. HACER ALGO QUE TE GUSTE

Anota las actividades que disfrutas y que no realizas hace mucho, por falta de tiempo o porque te hacen sentir que lo malgastas. Desde leer novelas de amor y comer helados o chocolate, hasta quedarte metido en la cama durmiendo hasta tarde. Todas las semanas escoge algo de la lista y disfrútalo sin sentirte mal.

2. SENTIR AMOR

Si aprendemos a mirar la vida como lo hicimos cuando fuimos niños, sin el peso de lo vivido y sin la angustia de todo lo que deseamos hacer o conseguir, podremos disfrutar mucho más la vida. Conectemos con nuestros mejores sentimientos, y tengamos el valor de compartirlos con los demás. El amor incondicional, suaviza el roce de nuestras diferencias con los demás.

3. TENER UN SUEÑO QUE ALCANZAR

Plantearnos una meta o un sueño, le dará dirección y sentido a cada esfuerzo que realicemos para conseguirlos. Pensar, en que nuestros sueños se pueden cumplir, estar abiertos a esa posibilidad y trabajar con entusiasmo, determinación y confianza para alcanzar el resultado, sin preocuparnos por la forma en la que se manifestará… puede llevarnos a cumplirlos con éxito

4. SER GENEROSO

Cuando damos de forma limpia y desinteresada, recibimos una energía positiva en forma de satisfacción inmediata que se traduce en: entusiasmo, alegría y vitalidad para continuar con nuestra vida, es como si los bolsillos de nuestra prosperidad volvieran a llenarse. ¡Si cada uno de nosotros, estuviera dispuesto a dar incondicionalmente, recibiríamos multiplicado el producto de lo que entregamos limpiamente!

5. SUPERAR LA AUTOCOMPASION

Cambia la imagen que tienes de ti mismo. Mírate con gentileza y sin compararte con los demás. Cada vez que un pensamiento negativo te amenace o te intimide, repite frases afirmativas para potenciar tus capacidades y manejar tus limitaciones. ¡Ya no importa todo lo que vivimos en el pasado, sino cómo queremos seguir viviendo!

6. LLENARSE DE ENTUSIASMO

Cada mañana comienza el día, agradeciendo el regalo de estar vivo. Sonríe, y busca una razón para levantarte, un propósito, un proyecto o simplemente el deseo de compartir el desayuno con tus seres queridos. Decide Comenzar con mucho entusiasmo y ganas el nuevo día. ¡Busca tu felicidad!

Revista ES