6 cosas que la escuela de choferes te enseñó y debes recordar siempre

Berlín, miércoles 1 de julio (dpa) – Hay reglas básicas y vitales que cualquier escuela de choferes enseña a sus aprendices, las cuales -en miles de ocasiones- son olvidadas por estos alumnos justo en el momento en que se creen que ya son unos “veteranos en la calle”. Y como todo en la vida, luego de que tienes cierta destreza en algún tema o actividad, tiendes a descuidar o a olvidar algunas otras cosas que aún siguen siendo importantes y útiles.

digo:Autos>> 7 consejos vitales para el mantenimiento de los autos

Y es que muchos olvidan la responsabilidad que tienen al volante, opina Peter Glowalla, vicepresidente de la Unión de Profesores de Autoescuela en Alemania. Y las consecuencias pueden ser graves: el número de muertos en carretera sigue siendo alto, más que una buena razón para reactivar normas que han quedado en el olvido y consejos prácticos enseñados en la escuela de choferes para llegar sano y salvo al destino.

RECUERDA estas 6 reglas que tu escuela de choferes te enseñó

1. La regla de los 2 segundos

Conducir muy cerca en una situación de mucho tráfico es una de las principales causas de accidente. “Para mantener la distancia, los conductores deberían recordar la norma de los dos segundos”, dice Kay Schulte, ponente de Prevención de Accidentes en el Consejo de Seguridad Vial alemán. Para ello se precisa que los conductores cuenten despacio hasta dos en cuanto el auto que lo antecede pasa por un punto fijo, por ejemplo una señal de tráfico. Si durante la cuenta el coche propio no ha llegado a ese mismo punto, entonces la distancia es suficiente. En ciudades basta con un segundo, pero sólo según determinadas condiciones. “Se debe poder ver a través de los coches que van por delante”, dice Schulte.

2. Las luces intermitentes

Kay Schulte asegura que hay muchos conductores que activan el intermitente, pero que lo hacen tarde. Quien duda al indicar pone en peligro a otros, por ejemplo cuando se quiere cambiar de carril en una autopista y obliga así a otros a frenar o esquivarlo. “Muchos conductores olvidan que el intermitente tiene una función de información”, dice Schulte. Con la señal luminosa se informa a los otros sobre las intenciones. “Piden el favor de hacer algo”. Por ello conviene activarlo lo antes posible.

3. Las miradas

La norma de que la derecha tiene prioridad sobre la izquierda es lo más básico de la conducción. Mirar a la derecha en un cruce sin semáforo o sin señal de prioridad es algo que se mantiene incluso después de la escuela de choferes, dice Peter Glowalla. “Pero muchos olvidan la segunda mirada”. Según Glowalla, los conductores echan un vistazo rápido a la carretera, en el mejor de los casos al carril izquierdo, y continúan. En ese momento existe un gran peligro de que un coche se acerque por la derecha, por lo que no conviene fiarse únicamente de la primera mirada.

4. Cómo tomar las curvas

A menudo los conductores acortan las curvas por comodidad cuando cruzan una calle a la izquierda. La fuerza transversal es menor y el camino, más corto. Lo cómodo en este caso puede salir caro. Quien reduce la trayectoria en una curva atenta contra la norma básica de circular por la derecha. En caso de que ponga en peligro a los demás, es muy probable que haya una multa. “Muchos no miran de forma correcta a la calle a la que acceden”, dice Schulte, experto en prevención. Al girar hay que observar el tráfico en dirección opuesta y salir de la curva lo mejor posible.

5. Mantener la distancia

DISTANCIA EN PARADO. También al estar parado se debe mantener una distancia de seguridad, ya sea ante un semáforo, en un atasco o un cruce. Un metro debería bastar, explica Schulte. Sin embargo, vale una norma general que a menudo se olvida: “Siempre se deberían ver las ruedas traseras del vehículo que va delante”. Especialmente en carreteras o calles empinadas es importante dejar espacio respecto al que está delante, ya que los coches sin cambio automático retroceden cuando no se activa el freno o cuando hay problemas al arrancar.

6. Relajarse

“Conducir debería estar prohibido si se hubiera descubierto ahora”, dice el profesor Glowalla. Muchos conductores manejan demasiado rápido y se dejan convencer o seducir por una conducción arriesgada, a veces sólo por diversión y otras por prisas. Una típica lección que se olvida a menudo es la de mantener la calma al volante, dice Gowalla. “Un modo de conducir defensivo es algo útil que sólo puede venir de uno mismo”, afirma.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.