La excusa perfecta para faltar a la fiesta de la empresa | digo:portal

La excusa perfecta para faltar a la fiesta de la empresa

fiesta de la empresa

En Navidad es frecuente que se ofrezca la fiesta de la empresa o un almuerzo como forma de agradecimiento por el esfuerzo brindado por los empleados, pero seamos sincero, no a todos nos agrada el hecho de sumarle 5 o 6 horas a las más o menos 9 mil que compartes con ellos.

Se ven todos lo días, organizan reuniones para salir a almorzar juntos, para ir al cine o simplemente para jugar a los bolos y también desean agregarles unas horas más para festejar todos juntos, por algo dicen que el trabajo es como tu segunda casa y es que las horas que pasas en la oficina son más que en comparación con las de ocio.

Si, lo se, algunos empleados aman la fiesta de la empresa, si la compañía cuenta con un personal numeroso, los empleados más extrovertidos pensarán que es una excelente oportunidad para conocer aquel guapo chico del área de contabilidad con el que te topas en raras ocasiones en el pasillo.

Para los empleados introvertidos y que aman su soledad, asistir a una fiesta navideña o a un almuerzo, es un gasto de dinero y un horror compartir con personas que ves a diario, lo ven como una especie de hipocresía.

Fiesta de la empresa y la excusa perfecta

Si ya decidiste que no asistirás, lo ideal es que comiences a pensar en la excusa que darás, no es bueno ser tan directo y decir, “Me pareció una idea aburrida y no quise ir”, lo tomarán como una falta de respeto y no creo que te vuelvan a invitar a nada.

Las muertes ocurren cualquier día de la semana y cualquier mes, seguro has escuchado de compañeros que se le muere la abuela o una tía cada año.

Los ataques de alergias y crisis de asma, son muy frecuentes en esta época del año, esto a causa de que el clima desciende y el frió activa este tipo de afecciones, ten en cuenta que siempre hay un buen compañero que puede aparecer de sorpresa en tu casa a llevarte una sopa y medicamentos.

Planes alternativos, seamos lógicos, en el departamento de recursos humanos no avisaron con anticipación y justamente el día de la fiesta tu tienes un compromiso familiar sumamente importante y el cual depende de ti.

– Conflictos religiosos, no todas las religiones celebran la navidad, hace muy poco tiempo decidiste unirte a una congregación religiosa que no celebra esta fecha y por tanto tu debes estar acorde entre lo que profesas y tus acciones.

Sea la razón que tengas para no asistir, debes ser lo más cortés posible, recuerda que todos los días convives con tus compañeros de trabajo y no querrás crear una situación desagradable, ten tacto y declina la invitación de la forma más amigable posible.

Si decidiste presentar una excusa como las que seleccionamos arriba, trata de recordar bien lo que digas, por si en algún momento metes la pata y terminas incriminándote tu mismo, si decidiste asistir disfruta, total solo serán unas horas. ¡Felices fiestas!

Helen Rodriguez

Amante de la lectura!

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.