“No hay mal que por bien no venga” | digo:portal

“No hay mal que por bien no venga”

“No hay mal que por bien no venga” la frase que sirve de alivio y esperanza para todas aquellas personas que están pasando por un mal momento. Pues esto también sugiere lo mismo que la frase “Siempre que llovió, paró”, y sí, después de la tormenta, llega la paz.

Es de humanos “pasar malos y críticos momentos”, enfrentando o quizás dejándose vencer por esas vicisitudes que parecen no tener fin, pero sí lo tienen, y me voy aún más lejos al determinar que son cosas que tienen que pasar en esta historia tan interesante y entretenida como lo es: la vida.

Cada tormenta tiene su aprendizaje, no pasamos por malos momentos sólo por vivirlos, pues cada quien tiene su misión y se trata de una parte importante que no debemos ignorar en nuestras vidas que es el aprendizaje, así como también las moralejas de los malos momentos que considero que suceden para prepararnos mejor y para que el éxito y la victoria tengan un sabor más exquisito.

Pues lo fácil es fácil y de por si aburrido. Pero lo que nos cuesta nos hace sentir mejores, como que ese tiempo valió, y si valió la pena para cantar victoria para disfrutar de lo que ayer era imposible y hoy pudimos lograr.

No debe bastar haber logrado algo, haber alcanzado el éxito, pues al contrario debemos seguir adelante SIN OLVIDAR lo que ya hemos vivido para conseguirlo pues esto nos mantendrá en el circulo de lo que muchos llaman “la humildad”, algo que nos hace grandes y merecedores de cosas increíbles. Es como muchos dice “nunca olvidar tus raíces” ¡exacto! Y valorar lo que tuviste y lo que tienes ahora, pues no debes olvidar que el pasado te encaminó hacia este presente maravilloso o a quizás un futuro aún más prometedor.

Y para terminar, no olvides agradecer, pues muchos piden sin cesar nublados de la avaricia y egoísmo sin antes detenerse a AGRADECER, agradece, siempre agradece. Y más que nada, no te arrepientas por aquello que hayas pasado, todo pasa por algo, todo tiene un propósito, es parte de un plan, así que lleva tu mente hasta esa creencia y verás como todo marcha mejor. Acepta y avanza, y en cuanto a esto nunca olvidaré la frase del merenguero dominicano Sergio Vargas que dice “No podrás querer tu pueblo grande, sino quieres a tu pueblo chiquito”… Y esto también se aplica a nuestras metas y objetivos en la vida “no podrás querer tus grandes logros sino valoras los pequeños”. Y así es, yo #SoloDigo

Tatiana Bastardo

digo lo que sé, pienso y siento

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.