Japón y el beneficio del silencio | digo:portal

Japón y el beneficio del silencio

El silencio, espacio mental donde dejamos de conectar con el exterior y nos volvemos sólo pensamiento. El silencio repasa lo sucedido, estudia el presente, concluye lo vivido, planea el futuro y en consecuencia, se puede producir el crecimiento personal.  Pero además, ayuda a que la persona de al lado también pueda tener su silencio, y entonces se genera una productividad individual que llega a grupal y logra un efecto multiplicador evolutivo, si así se quiere.

En el caso especial de nuestro viaje a Japón, valoramos lo que es el silencio. Allí se ven letreros que indican  poner celulares en Silence Mode dentro de los trenes y todo medio de transporte. También hay espacios especiales para hablar por el celular, tal como existen para fumar, es lo que encontramos en Japón.

Japón y el beneficio del silencio

En Japón, el silencio tiene un gran valor

Además, cuando a un japonés le hacen una pregunta, éste se toma su tiempo en silencio, ya sea mirando al interlocutor o mirando a otro lugar, completamente relajado, a fin de dar una respuesta lo más a puntual y certera posible.

Japón y el beneficio del silencio
Foto: Andres Garcia Martin / Shutterstock.com

Y como si fuera poco, cuando éstos visitan un restaurante suben el volumen de la voz sólo hasta un punto en que el interlocutor lo pueda escuchar, y no más.

El silencio sólo termina sólo cuando los japoneses visitan una taberna, bar o sala de juegos… en un ruido tremendo, estridente y continuo, lleno de sonrisas y carcajadas. Éstos, vestidos con atuendos formales de oficina, salen a tomarse un trago, un café, o a jugar, momento en que expresan a viva voz otro tipo de alegría.

Algunas personas, sobre todo nosotros los occidentales, pudiéramos catalogarlos de tristes, aburridos, intolerantes, rígidos; pero es todo lo contrario, pues los japoneses son selectivos en sus emociones, productivos en los negocios, elegantes, innovadores, sabios en su longevidad, y ampliamente ganadores frente al mundo.

Turistas por Vocación

Turisteando

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.