La extinción de depredadores amenaza nuestro ecosistema

WASHINGTON, 10 enero 2014 (AFP) – Un grupo de científicos internacionales expresó su preocupación sobre la extinción evolucionada de grandes carnívoros como los leones, lobos o pumas ya que según determinaron esto puede amenazar el ecosistema de nuestro planeta, y es por esto que estos profesionales de la ciencia recomiendan que estos animales depredadores sean protegidos.

Según señala un estudio publicado en la revista estadounidense Science (de fecha 10 de enero), más del 75% de las 31 especies de estos animales han visto reducida su población y 17 de ellas se encuentran ocupando actualmente menos de la mitad del territorio que habían habitado inicialmente.

Estos grandes carnívoros han sido cazados y exterminados en muchos paísdes de Europa Occidental y también en Estados Unidos sobre todo. Según afirman estos científicos, dicha cacería se sigue expande por todas partes del mundo. Éstos advierten que estos depredadores cumplen un papel esencial para conservar delicado equilibrio de los ecosistemas.

William Ripple, profesor en el departamento de ecosistemas forestales de la Universidad del Estado de Oregon y principal autor de esta investigación dijo: “A escala planetaria perdemos a nuestros grandes carnívoros”.

EXTINCIONDEPREDADORES2

“Varios de estos animales se encuentran amenazados en tanto sus territorios se reducen rápidamente. Y una mayoría de ellos corre riesgo de extinción, localmente o a escala global”, advirtió Ripple, juzgando como “paradójico que estas especies desaparezcan en momentos en que estamos tomando conciencia de su importancia en el mantenimiento del equilibrio ecológico”.

Estos científicos de orígenes estadounidenses, europeos y australianos consideran que ya es tiempo de dar a conocer una iniciativa a nivel mundial con el objetivo de reintroducir a esos animales en la naturaleza y recrear la cantidad de estos tomando como ejemplo la llamada “Large Carnivore Initiative”, que se lleva a cabo en Europa, y que busca introducir lobos, linces y osos pardos en sus hábitats naturales.

Ripple y los demás científicos que trabajan en esto notaron que hay sietes especies de depredadores que causan un mayor impacto sobre el ecosistema como son: el león africano, el lince europeo, el leopardo, el lobo gris, el puma, la nutria de mar y el dingo en Australia.

EXTINCIONDEPREDADORES3

“La naturaleza es interdependiente”

Ahora bien, te preguntarás en qué aspecto dicha extinción afecta el ecosistema. Pues resulta que al disminuir la población de depredadores aumenta la cantidad de animales que se alimentan de los árboles y por lo tanto esto perturba la vegetación, tal como es el caso de los parques de Yellowstone, en Estados Unidos que están viviendo esta situación.

En el caso de Europa, la extinción de linces se ha relacionado con una sobrepoblación de corzos y liebres, mientras que la desaparición de un gran número de leones y leopardos en Africa ocasionó una explosión en la cantidad de babuinos oliva, los cuales destruyen las cosechas y embisten a los rebaños.

Además el descenso de la cantidad de nutrias en Alaska originó un gran crecimiento de erizos de mar y por consiguiente provocó en una reducción de algas morenas, de las cuales los erizos se alimenta

Además la extinción de nutrias en Alaska provocó un gran crecimiento de erizos de mar y esto a su vez generó una reducción de algas morenas, de las cuales estos se alimentan.

Ripple dijo que “la naturaleza es interdependiente, como lo indican estos estudios en Yellowstone y en todo el mundo. Ellos revelan cómo una especie afecta a otras especias de diferentes maneras” así como también el ecosistema.

Es por esto que se necesita aumentar la cantidad de depredadores, para poder evitar una sobrepoblación de herbívoros y a la vez contribuir en el desarrollo de la flora forestal, lo que permitirá luchar mejor contra calentamiento climático debido a almacenamiento de dióxido de carbono que la flora provoca.

A pesar de que los científicos autores de este estudio proponen la reintroducción de dichos animales, también aclaran que esto será una tarea difícil ya que las personas probablemente se negarán a esto.

Las personas le temen a este tipo de animales, y han luchado contra ellos, principalmente los ganaderos, para proteger a su ganado y comunidades. Y debido a esto los grupos estadounidenses de defensa de la fauna y la flora no se pudieron oponer al levantamiento de la protección federal a los lobos en Montana e Idaho en el año 2011.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.