Publicaciones

La `Tecnología de la Predicción´destella en la WEC

La `Tecnología de la Predicción´destella en la WEC

Te damos cuenta del derroche de talento del Porsche 919 Hybrid, demostrado en la sexta prueba del Campeonato Mundial de Resistencia WEC de la FIA. Con su triunfo en las 6 horas de Austin, Stuttgart mostró un inquebrantable espíritu de equipo, en torno a una estrategia que calificamos de “tecnología profética”, si acaso tal cosa existe, factor clave que facilitó su victoria sobre el Circuit of The Americas.

En el quizás más moderno espacio para la velocidad, el Circuit of The Americas, magno asiento del Gran Premio de los Estados Unidos de Fórmula 1, el Gran Premio de Motociclismo o las 6 Horas Americanas del Campeonato Mundial de Resistencia, atestiguamos la furia tecnológica de Porsche, cumpliendo con sus pronósticos de triunfo con precisión de asombro. Aquí registramos el imponente paso del 919 Hybrid que habría de ceñirse su quinta corona, obtenida de entre seis desafíos disputados en este año, que en gran proporción fue resultado del espíritu de equipo exhibido por los chicos de Stuttgart. En el balance, acotamos su liderato de Constructores del Campeonato Mundial de Resistencia WEC, y dejando en claro sus impresionantes erudiciones en materia de hibridaje.

Cátedra de Poder, Tecnología y Resistencia

Si bien Audi lució imbatible en clasificación y luego arrancaría la carrera en el mismo tono, nuestro análisis primero que nada intentó descifrar el pensamiento competitivo de Porsche de cara a tan exigente reto. El pronóstico elaborado por sus ingenieros proyectaba que las prestaciones de Audi cobrarían fuerza bajo altas temperaturas, justamente lo que propició su clasificación, capturando las dos primeras posiciones con la abierta complicidad del sol. Sin embargo, el otro componente del pronóstico auguraba que a medida que el calor menguara, Porsche tomaría el control, y que esto ocurriría aproximadamente a las ocho de la noche.

Audi lució imbatible durante gran parte de la carrera, tanto que durante un largo tramo del desafío, las mákinas de Ingolstadt llegaron a sacarle una vuelta de ventaja a las de Stuttgart.

Videntes Tecnológicos’

Pero llegó la hora señalada. Con impresionante dramatismo cronométrico, tal cual lo dijeron los estrategas del 919 Hybrid, tal cual ocurrió: alrededor de las ocho de la noche Porsche tomaba la delantera para no cederla jamás… esta suerte de

predicción milimétrica casi mete miedo. Estos genios de Stuttgart son ni más ni menos que ‘videntes tecnológicos’.

Las predicciones en jerarquía Porsche son resultado de planificaciones estratégicas, llevando al límite a pilotos, ingenieros y mecánicos. Entre un caudal de riesgos, su tarea es ejecutar una carrera sin errores, íntegro trabajo en equipo y aprovechamiento óptimo de los pits, a fin de encarnar la carrera como una misión militar cumplida.

La intriga acumulada nos llevó a hacer una parada en la guarida Porsche para vivificarnos con su indescriptible entorno, ya que tras los pits se aloja un ‘mega tecno-laboratorio’ bajo un mar de monitores y servidores. Este espacio de cuento de hadas tecnológicas está conectado en tiempo real con otro centro de diagnóstico aún más complejo en Stuttgart, donde cada pulsación de los 919 Hybrid es minuciosamente monitoreada para su desempeño óptimo. Aquí se derraman instrucciones y comandos hasta con cierto aire profético, porque los jerarcas Porsche pueden prever el pulso de la carrera en cuestión de segundos. Los pronósticos que determinaron el destino de la contienda están basados en simulaciones previas.

Timo Bernhard selló la tercera victoria consecutiva de Porsche cuando  el reloj marcaba las 11:00 pm en la vuelta número 186. Entre tanto, los ganadores de las 24 Horas de Le Mans 2016, al mando del Porsche 919 Hybrid No.2, Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb, que salieron desde el quinto lugar, debieron conformarse con el cuarto puesto.

El Campeón Acelera

En total, esta es la decimosegunda victoria para el innovador prototipo 919 Hybrid desde su debut en el 2014. Para Webber, Bernhard y Hartley es su séptimo triunfo en el WEC. Porsche lidera la clasificación de Constructores con 238 puntos, por delante de Audi con 185 y Toyota con 137. Por su parte Dumas, Jani y Lieb encabezan el Mundial de Pilotos con 37.5 puntos de margen sobre el trío de Audi mejor clasificado.

Un Laboratorio Tecnológico Rodante

El Porsche 919 Hybrid es un hiper-avanzado bólido de carreras, con motor V4 de 2.0 litros turbo de gasolina con poco menos de 500 Hp para el eje trasero. Sin embargo, su potencia total supera los 900 caballos, gracias al avanzado motor eléctrico que desarrolla más de 400 hp para el eje delantero, alimentado por múltiples fuentes eléctricas, que incluye turbinas, sistema de escape y el KERS.

Pero el rol de esta nave va más allá de las pistas, allanando el camino de la marca en su interminable investigación por desarrollar autos de serie cada vez más perfectos. Es un auténtico laboratorio sobre ruedas probando abundantes tecnologías precursoras en una compleja plataforma de competición. El 919 es el diáfano balcón Porsche de cara al futuro, que permite vislumbrar cuál será el alma de los Porsche del próximo mañana.

 

MAKINAS

La Revista Automotriz de la República Dominicana