Maniquíes “deformados” para crear conciencia sobre personas discapacitadas | digo:portal

Maniquíes “deformados” para crear conciencia sobre personas discapacitadas

El laureado escritor dominicano Junot Díaz alguna vez reflexionó sobre cómo crear un “monstruo social”. Según Díaz, la manera más efectiva de lograrlo es “denegándoles todo reflejo de ellos mismos en cualquier aspecto cultural”. Y justamente en esa tesitura, la organización Pro Infirmis, que lucha a favor de las personas con discapacidades, ha creado una serie de maniquíes que les otorgan a estos seres humanos con un reflejo de sus personas en una de las industrias más obsesionadas con las “figuras estilizadas”, como lo es la de tiendas al detalle de ropa de marca.

El proyecto se denomina “Porque ¿quién es perfecto? ¡Acércate!”. Y la verdad es que los maniquíes rediseñados logran retratar con asombrosa fidelidad a cinco famosos con discapacidades que se ofrecieron para ser los modelos. Sujetos con severas escoliosis, con espina bífida y con amputaciones son tomados para la muestra e incluyen al crítico de cine Alex Oberholzer, a la ganadora de Miss Handicap 2010 Jasmine Rechsteiner, el atleta Urs Kolly, el actor Erwin Aljukić y la bloguera Nadja Schmid.

El proceso de creación de los maniquíes, así como las reacciones de los discapacitados al develar las imágenes que los retratan, es conmovedor y aleccionador. Varias tiendas suizas accedieron a presentar los maniquíes modificados en sus escaparates de Bahnhofstrasse, la principal avenida comercial de Zurich durante el Día Internacional de Personas con Discapacidades.

Lo hermoso del proyecto es que una vez los maniquíes “deformes” son colocados en las vitrinas, sus discapacidades virtualmente desaparecen. Por ejemplo, la notoria curvatura de la espina dorsal de Jasmine Rechsteiner crea una impresionante silueta que, revela el video, busca ser imitada por una jovencita luego de ver el maniquí.

Al final, la lección es crucial y confirma que las personas pueden tener cualquier figura y tamaño, pero todas estas formas pueden ser hermosas. Ahora solamente falta que más negocios se motiven a mostrar en sus escaparates este nuevo tipo de belleza.

Darío Martínez Batlle

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.