Michelle Bachelet regresa a la presidencia de Chile

La candidata socialista y expresidente de Chile, Michelle Bachelet, resultó electa ayer en la segunda vuelta de la contienda electoral del país suramericano, tras obtener 62.1% del favor del electorado contra apenas el 37.8% de la candidata oficial Evelyn Matthei.

La contundente victoria de Bachelet, quien ya dirigió el país entre 2006 y 2010, recibió la aprobación y felicitación de la mayor parte de la comunidad internacional, especialmente en América Latina. De igual manera, el presidente saliente, el derechista Sebastián Piñera, visitó a la presidente electa para formalizar sus felicitaciones.

De inmediato, Bachelet confirmó sus palabras de campaña y se apresta a atender demandas sociales de primer orden, aunque para ello deberá sortear el obstáculo que representa no controlar el poder legislativo para modificar la constitución que data de la dictadura de Augusto Pinochet.

Bachelet, que iniciará su segundo mandato en marzo de 2014, recibió el apoyo de una coalición de partidos comunistas, socialistas y democratacristianos, todos con una variada ideología, lo que augura fuertes debates internos. Temas como el aborto terapéutico y el matrimonio homosexual tienen defensores a ambos lados dentro de las filas que apoyaron a la electa.

La presidente electa marcó de inmediato los límites. “Ellos me han entregado todo su apoyo y también todo el respeto a que las decisiones las voy a tomar yo”, afirmó Bachelet, en una concurrida primera rueda de prensa. “La coalición política que ha apoyado es una cosa, pero la constitución del gobierno yo la voy a definir”, agregó.

Desafíos para su segunda oportunidad

Bachelet enfrenta ahora el desafío de concretar el ambicioso plan de reformas que prometió. “No va a ser fácil, pero ¿cuándo fue fácil cambiar el mundo para mejor?”, reconoció el domingo en su discurso de victoria.

La socialista asume el 11 de marzo, con altas expectativas de cambios para constituir un país con menor desigualdad social, en una de las naciones más ricas de América Latina. “Para Bachelet va a ser muy complejo manejar las expectativas que se han creado en torno a su gobierno”, señala a la AFP el politólogo de la universidad Adolfo Ibáñez, Cristóbal Bellolio.

Bachelet propuso una reforma tributaria que busca recaudar 8.200 millones de dólares (3% del PIB), a partir de un aumento de los impuestos a las empresas y una reforma educativa que instaura la gratuidad a nivel universitario en seis años, acogiendo una extendida demanda de los estudiantes chilenos.

En Chile no hay posibilidades de estudiar gratis a nivel universitario y sus aranceles son uno de los más altos de la región. Sin embargo, el movimiento estudiantil, encabezado este año por representantes más radicales, desconfía de Bachelet, llamó a no votar en las elecciones y anunció un 2014 lleno de movilizaciones callejeras. Cuatro días después que asuma el gobierno en marzo, convocaron ya a una gran protesta.

El reto político

Entre las promesas de cambios profundos de Bachelet, también se encuentra cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet, para acabar con lo que ella definió como “cerrojos antidemocráticos”.

Bachelet contaría con los votos en el Congreso para la reforma educacional y la tributaria pero su mayoría no le basta para enmendar la Constitución. La dictadura estableció quórums de aprobación extremadamente altos, precisamente para limitar las modificaciones a la Carta Magna

A nivel político, Bachelet enfrenta el desafío de ordenar las filas de la coalición que la apoya. “Un desafío importante es qué rol va a tener el Partido Comunista (PC), si va a ser un rol central o va a estar en segunda o tercera línea”, dice a la AFP el analista Guillermo Holzmann.

El PC, históricamente relegado de la política chilena, se unió al pacto electoral de Bachelet y logró seis diputados. Aspira ahora a retornar a un gobierno, del que ha estado ausente por 40 años.

Desaceleración económica y fallo de La Haya

Bachelet hereda también una economía que después de cuatro años de crecimiento entorno al 5% y un bajo desempleo, se desacelerará por una caída en las inversiones, sobre todo mineras. Para 2014 se espera un crecimiento entre 3,75% y 4,75%.

Chile es el primer productor mundial de cobre, cuyo valor ha caído por una menor demanda de China, su principal comprador.

Un mes y medio después que asuma, Bachelet deberá hacer frente a las repercusiones del fallo de la Corte de La Haya, sobre la demanda de límites marítimos planteada por Perú en 2008.

Si bien el fallo se conocerá el 27 de enero, aún en el gobierno saliente de Sebastián Piñera, será ella la que deberá implementar sus eventuales repercusiones.

“Soy una convencida que todos tenemos que ponernos detrás del presidente de la República”, dijo Bachelet este lunes.

“Nosotros hemos tenido una política de Estado siempre en las relaciones internacionales y eso continuará así”, agregó la socialista.

Perú presentó en 2008 su demanda en contra de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el máximo organismo de justicia de las Naciones Unidas, argumentando la inexistencia de una delimitación marítima con Chile.

La política de Estado de Chile sobre esta demanda se ha mantenido invariable y establece que el límite marítimo entre ambos países quedó zanjado en dos acuerdos firmados en 1952 y 1954.

Darío Martínez Batlle

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.