Publicaciones

Mitos de Semana Santa

Mitos de Semana Santa

Mitos de Semana Santa
taringa.net

Inicia con la última semana de cuaresma, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, donde se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesús, a continuación le presentamos 10 mitos de Semana Santa.

Los mitos y creencias en torno a esta época varían dependiendo el país, algunos de ellos se mantienen, otros con el pasar de los años han quedado en el olvido.

Mitos de Semana Santa increíbles 

1- No se puede comer carne

Ni miércoles de ceniza ni viernes de dolores ni viernes santo se puede comer carne, en sustitución se puede comer pescado.

lanacion.com

2- No se puede hablar en Viernes Santo

Como el viernes santo los católicos llevan a cabo la adoración de la cruz y Jesús ya esta muerto, este día se guardaba como un día de luto, por tanto no se podía hablar.

3- No se puede tener relaciones sexuales

En Semana Santa se tiene la creencia de que las personas se pueden quedar “pegao”, por tanto estos días santos, no se puede tener relaciones sexuales.

4- No se puede escuchar música

Como dijimos arriba, esta fecha es de reflexión y luto, por tanto antes no estaba permitido escuchar música.

Escuchar música en linea

5- No habían reprimendas o pelas

Las reprimendas o pelas, no estaban permitidas, al menos hasta que llegara el domingo, donde Jesús ya habría resucitado y todo el mundo estaba alegre.

lanacion.com

6- Solo música sacra

Solo estaba permitido escuchar música sacra o religiosa.

larepublica.ec

7- El viernes santo no se hacía ningún oficio

El viernes santo no se podía llevar a cabo ningún quehacer en la casa, ni cocina, ni limpieza, nada, solo adoración y reflexión.

lanacion.com

8- No barrer ni clavar clavos en Viernes Santo

Los clavos fueron parte del sufrimiento de Jesús en la cruz y no se podía barrer porque era como “barrer la cara de Jesús”.

9- NO vestir de Rojo

El color rojo es para algunos el color de la bestia, entonces este color se evitaba para no atraer al diablo.

10- No bañarse en ríos ni playas

Esto para evitar convertirse en pez o en sirena. gracioso, no? 

Helen Rodriguez

Amante de la lectura!