Publicaciones

El museo inglés que se puso más creativo y desafió sus visitantes

El museo inglés que se puso más creativo y desafió sus visitantes

Londres, martes 10 de febrero (AFP) – La galería pictórica Dulwich, un museo de arte ubicado en Londres, ha optado por desafiar a sus visitantes sustituyendo una de las obras de Rubens o Rembrandt por una copia china, a fin de que éstos traten de revelar cuál es.

Ian Mortimer, uno de los visitantes del museo, exclamó “creo que es ese. Tiene un aspecto tan limpio”, refiriéndose a una de las pinturas de 1820 del artista ingles James Londsdale.

La copia china estará colgada en una de las paredes de esta galería de arte hasta el 28 de abril, o en su defecto hasta cuando sus responsables revelarán cuál es.

La réplica fue encargada por el museo a la empresa Meisheng Oil Painting Manufacture de Xiamen, en la provincia china de Fujian (sudeste).

La galería envió una foto del cuadro en cuestión, pagó 126 dólares que incluyen el envío, y recibió la obra en tres semanas.

La engañosa pintura está colgada en estos momentos en el mismo marco en la que estaría su original, ubicada junto a otras obras de Canaletto, Van Dyck o John Constable.

Xavier Bray, conservador principal de la Dulwich Picture Gallery, opinó “de repente, crea dudas, los visitantes tienen que mirar a su alrededor, examinar bien cada cuadro”.

Éste también explica que “al observar una vieja obra, hay que fijarse en los barnices, la pincelada, el tipo de tela, el agrietamiento de la pintura…”.

“Esta es una réplica china que se hizo en 2014, por lo que es bastante obvio cuando sabes cuál es. Lo que es fascinante es verlo en el contexto del museo”, añadió.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas