Novelista mexicana gana premio Cervantes | digo:portal

Novelista mexicana gana premio Cervantes

MÉXICO, 19 noviembre 2013 (AFP) – Fue una sopresa para la novelista mexicana de origen francés Elena Poniatowska haber ganado el premio Cervantes y asimismo expresó que se trata de un reconocimiento muy importante para las mujeres escritoras y para su país.

 

Poniatowska “para nada” esperaba el premio

“Es una alegría enorme. Estoy aquí en mi casa con los dos gatos, que se llaman Monsi y Vais, muy alborotados y con mis tres hijos”, dijo recién anunciado el premio vía telefónica a la AFP la autora, de 81 años.

La increíble escritora dijo que no esperaba recibir este premio -del cual se señalaba entre los favoritos a su compatriota Fernando del Paso y al nicaragüense Sergio Ramírez- y explicó que al recibir la primera llamada de felicitación pensó que era acerca de un artículo periodístico que acababa de entregar.

“Este premio es muy importante para mí, pero también para mi país y para las mujeres, porque sólo cuatro lo hemos ganado en 38 años”, señaló la periodista.

“México vive un momento complicado. Estamos muy divididos por las luchas políticas internas” y por la violencia del narcotráfico, explicó.

Pese a ser reconocida con el principal galardón a las letras hispanas, Poniatowska subrayó la deuda que sigue teniendo con el periodismo.

“Yo me considero escritora y periodista, porque toda mi cultura se la debo al periodismo”, recalcó la autora, que se hizo célebre con “La noche de Tlatelolco” (1971), un estremecedor relato de la matanza de estudiantes en México de 1968.

Antes que Poniatowska, fueron galardonadas con el premio Cervantes las españolas María Zambrano (1988), Ana María Matute (2010) y la cubana Dulce María Loynaz (1992).

 

“Elenita” no deja de trabajar

Rebosante de alegría, “Elenita”, como es conocida en México, recibía pacientemente este martes a decenas de periodistas -a los que incluso recitó el poema Del Trópico del nicaragüense Rubén Darío- en su pequeña casa del bohemio barrio de Coyoacán del sur de la capital, adornada en el patio delantero con buganvilias naranjas, tulipanes y limoneros.

Allí, arropada por su hijo mayor Emmanuel, habló de su próximo proyecto sobre la modelo y escritora Guadalupe Marín, la segunda esposa de Diego Rivera (1886-1957), el célebre muralista mexicano que también estuvo casado con la pintora Frida Kahlo.

“Ya estoy medio trabajando y espero poder dedicarme de lleno a la novela (…) encontré 150 páginas de entrevista con ella y eso ya es un libro”, comentó en el diminuto recibidor de su casa, donde pasa en promedio 10 horas al día escribiendo, dijeron a la AFP sus asistentes.

Poniatowska, que acompaña casi siempre al excandidato presidencial mexicano de izquierda Andrés Manuel López Obrador en sus mítines multitudinarios, confesó que desconocía el monto del premio Cervantes.

“¿El dinero? ¿Cuánto es, tú sabes?”, preguntó a uno de sus asistentes al ser cuestionada sobre el destino que le daría a los 125.000 euros que recibirá el 23 de abril en Madrid, España.

“A lo mejor va a ayudar a la fundación” que planea crear con sus más de 15.000 libros, añadió, sin dejar de sonreír a las cámaras la que fue considerada como una de las mujeres más hermosas de los círculos literarios de México.

“Elenita” adelantó que su discurso en Madrid versará sobre “lo que México es para los mexicanos” y para ella y también “sobre lo que significa el periodismo” que ejerce ininterrumpidamente desde 1953.

Después, cuando regrese a México, “siguen más libros y… ¿premios?”, se preguntó en voz alta al ser cuestionada sobre posibles nuevos galardones.

“Bueno, eso ya es aleatorio”, concluyó la escritora después de confesar que lo único que lamentó de este martes es que, por no haberse levantado a las 7 de la mañana como habitualmente hace, no pudo pasear a su perro Shadow, un labrador negro, por el apacible parque cercano a su casa dado que prácticamente fue despertada por la llamada del presidente del jurado.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.