Papa Francisco dice internet es esencial pero no suficiente

CIUDAD DEL VATICANO, 7 diciembre 2013 (AFP) – Según considera el papa Francisco, es esencial que la Iglesia y los fieles estén presentes en internet, sin embargo el pontífice afirma que el internet “no es suficiente” y hay que “conocer a hombres y mujeres reales”. Con esto, el papa quiere decir que no hay que ignorar la posibilidad de predicar personalmente, no descarta que el internet es útil pero sí le da prioridad al evangelio presencial.

“La presencia de la Iglesia en la red no es inútil. Al contrario, es indispensable estar presentes con un estilo evangélico”, dijo el papa al recibir en una audiencia a los participantes en una reunión del Consejo Pontifical para los Laicos, cuya temática es “Anunciar el Evangelio en la era digital”.

Quien fuera arzobispo de Buenos Aires señaló que, a menudo, “para los jóvenes, (internet) se ha convertido en una especie de marco de vida”. En la red, la Iglesia debe “despertar las demandas del corazón en el sentido de la existencia e indicar la vía que lleva a la respuesta, que es Jesús”, consideró el papa.

Pero “no es suficiente con adquirir las competencias tecnológicas, aunque sean importantes, sino que sobre todo hay que conocer a hombres y mujeres reales, a menudo heridos o perdidos, para darles verdaderas razones de tener esperanza”.

“El anuncio del Evangelio necesita relaciones humanas auténticas y directas para desembocar en un encuentro personal con el Señor”, añadió.

El papa advirtió también sobre las “ilusiones peligrosas y trampas a evitar” en la Red, llamando a los cristianos a “examinar todo con cuidado”.

El Sumo Pontífice hizo referencia asimismo al papel de las mujeres. “En la crisis cultural de nuestra época, la mujer se encuentra en primer plano en la batalla por la salvaguardia del ser humano”, consideró.

Por otra parte, el papa recibió a una delegación del Instituto Dignitatis Humanae (Dignidad Humana), ante la que volvió a denunciar “la cultura del desecho”, que tiende a “convertirse en una mentalidad común”.

“Las víctimas de esta cultura son precisamente los seres humanos más débiles y frágiles, los recién nacidos, los más pobres, los ancianos enfermos, los discapacitados graves… (…), que quedan expulsados de un engranaje que debe ser eficaz a todo costo”, denunció el papa.

Francisco criticó “este falso modelo de sociedad, que corresponde a la puesta en marcha de un ateísmo práctico, en contradicción con la palabra de Dios, según la cual el hombre fue hecho a su imagen”. “La dignidad de cada hombre y mujer no puede ser suprimida ni sometida a un poder o una ideología”, insistió.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.