Publicaciones

Los partidos más aguerrido y asombroso de Michael Jordan

Los partidos más aguerrido y asombroso de Michael Jordan

Michael Jordan
theundefeated.com

Michael Jordan ganador de seis anillos con los Chicago Bulls, más de 10 títulos de máximo anotador y súmele a esto 5 MVP en la temporada regular más 6 MVP en finales de la NBA, por estos logros y sus grandes hazañas es caracterizado por muchos aficionados como el mejor jugador de la historia de la NBA.

Su majestad como muchos le dicen ha disputado muchos partidos especiales y emocionantes a lo largo de su carrera, a continuación le mostraremos cuales fueron estos partidos en donde nos asombro. Hay que dejar claro que no fue fácil elegir los partidos que fueron más emocionantes y aguerridos en toda su carrera, cada partido de este gran jugador ha sido único y especial.

Partidos más aguerrido y asombroso de Michael Jordan

  • El primer partido considerado como uno de los más asombrosos fue el 26 Abril de 1986, el día que Larry Bird declaró a la prensa y dijo   “Que Dios se vistió de Michael Jordan” debido a la gran paliza otorgada por parte de Jordan a los Boston Celtics en el segundo partido de la primera ronda de los Playoffs de 1986. El estadio de los Boston Garden llegó a ver a un Michael Jordan único y asombroso y en este encuentro llegó a anotar 63 puntos, logrando así la mayor anotación jamás vista en los Playoffs, ha pasado el tiempo y nadie ha podido superar ese récord impuesto por Jordan en anotaciones en Playoffs.
  • El 7 de Mayo de 1989 se da el segundo partido en el que Michael Jordan vuelve a hacer de las suyas, en esta ocasión frente a los Cavs, quedan solamente 2 segundos y los Cavs están arriba por un punto 100 a 99 de los Bulls, el jugador de los Chicago Bulls Sellers saca del lateral y le hace llegar el balón a Jordan, al tomarlo se dirige hacia la línea de tiro libre donde al frenar hace uno de sus movimientos en suspensiones y ejecuta un tiro único donde perfora el aro y aniquila a los Cavs enterrando un puñal de la manera que solo Michael Jordan sabia hacerlo.
  • El tercer partido en donde Michael Jordan nos ofrece otro espectáculo es el 28 de Marzo de 1990, cuando en un juego normal de temporada regular pero con la misma emoción y tensión de cualquier otro partido juega frente a los Cavs y en esta ocasión los Cavs buscaban sacarse la espina del partido de 1989 donde Michael hizo de las suyas, pero estos no pudieron lograr su cometido. Cleveland volvió a ser la víctima de Jordan a liquidarlos con una de sus mayores ofensivas ya que logró anotar 63 puntos, logrando así su récord personal de anotaciones en un partido.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas