Publicaciones

¿Phil Jackson, un sobrevalorado entrenador a lo largo de la historia de la NBA?

¿Phil Jackson, un sobrevalorado entrenador a lo largo de la historia de la NBA?

Phil Jackson
huffingtonpost.com

Phil Jackson y otros entrenadores encabezan el debate entorno a quién ha de ser considerado como el mejor entrenador de todos los tiempos, si hablamos de títulos ganados y de el mayor número de victorias de la NBA pues Phil  sin duda alguna los datos.  

Al hablar de Jackson se asocia a un cúmulo de victorias y grandes proezas que lo dirigen a el éxito absoluto, 11 anillos conseguidos por los Lakers y los Bulls, dirigió a los más emblemáticos basquetbolista de la NBA como lo es Michael Jordan, Kobe Bryant o Shaquille O´Neal.

A pesar de que todos estos logros y hechos han podido generar una gran aceptación popular hacia Phil Jackson, en un deporte tan complejo como lo es el basquetbol y así denominarlo como el mejor entrenador de la NBA, sin embargo hay que analizar la actuación de Phil Jackson a lo largo de su carrera.

Antes de que Phil Jackson fuera nombrado entrenador de los Los Chicago Bulls en 1989 nunca tuvo relevancia como entrenador o asistente de los Nets cuando se acercaba la recta final de su carrera (1978-1981), ni como entrenador de los Albany Patroons entre 1982-1987) que disputaban la CBA, ni como entrenador asistente de su predecesor en los Chicago Bulls Doug Collins, también hay que destacar que en su trayectoria como jugador de los New York Knicks en 1970 a pesar de haber ganado con él en la plantilla los dos anillos de la historia de esa franquicia (1970-1973) no tuvo un gran protagonismo e importancia.

Por todo lo que hemos visto hasta ahora, Phil Jackson ha tomado el cargo de entrenador de Los Chicago Bulls en 1989 con un estatus más o menos de novato al no tener la experiencia requerida como entrenador de NBA, o como entrenador de otro equipo en las ligas como lo es la NCAA o de Europa por lo que muchos pensaban que no llenaría las expectativas y ni superaría la gestión hecha por Doug Collins, quien llegó a colocar a los Bulls en unos de los equipos más fuerte de la Conferencia Este y además los colocó en las finales de conferencia en su última temporada como entrenador de ese equipo frente a los Piston de Detroit.

A la vista de muchos entrenadores era difícil llenar esas expectativas y mejorar los avances que había alcanzado Doug Collins con los Chicago Bulls, a pesar de eso se reconocía que no hacía falta ser un genio o un entrenador extraordinario para poder estar en un equipo élite ya maduro y liderado para ese momento por la estrella, Michael Jordan. La designación de Phil Jackson como entrenador de los Chicago Bulls más la ayuda de Triangle Offense generaron aire fresco para el equipo y mejoraron las principales facetas de su juego con respecto a años anteriores, resaltando así su actuación con anotaciones, robos, y porcentaje de triples.

Luego en 1999 Phil Jackson llegó a Los Angeles Lakers influyendo y dandole tambien aire fresco a esta franquicia y aportando a mejorar la calidad de su juego, estuvo acompañado por el mejor Big Three de la liga para el momento conformado por Kobe, Shaq y Rice. Phil Jackson en su primer año con este equipo llegó a obtener 67 victorias en la temporada regular y 15 derrotas, luego en el año 2000 ganaron el campeonato y repitieron el título en los dos siguientes años 2001 y 2002. 
En conclusión hemos visto como Jackson ha sido categorizado como un buen entrenador pero sin embargo su figura como entrenador ha sido magnificada y sobrevalorada ya que este se hizo cargo de dos equipos que ya estaban previamente formados, estructurados y madurados, además de que contaban con estrellas extraordinarias, y tuvo la oportunidad de coincidir con el clímax de estos equipos, es decir, que el papel de entrenador para estos equipos es secundario debido a todo lo que tenían, y para ser catalogado como un gran entrenador se debe hacer grandes cosas con muy pocos recurso.

Además al momento de dirigir estuvo al lado de unos de los mejores asistente que ha tenido la NBA, este es Tex Winter considerado por todos como el cerebro detrás de todos los éxitos de Phil Jackson.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas