Publicaciones

La importancia de la prudencia en el trabajo

La importancia de la prudencia en el trabajo

prudencia

Sea precavido hay lugar para todo menos en el trabajo

Muchas veces nos sentimos tan cómodos en los espacios de trabajo que solemos olvidarnos de las formas y la educación, dando paso a momentos sin prudencia, es por eso que debemos identificar en qué sitios hablamos ciertos temas y cómo nos comportamos en diferentes situaciones.

La importancia de la prudencia es un hábito que en particular ha pasado a quedar de lado en los espacios donde trabajamos, pues son muchos compañeros de trabajo con los que nos identificamos por contemporaneidad, diciéndolo más sencillo, hoy a los millennials les parece cómodo trabajar entre iguales, y por muy buenos que sean en el trabajo también se les pasa por alto el que dentro del trabajo eso hacen TRABAJAR y no pasar el rato con sus amigos.

Para todo hay momentos, para reír, bromear, oír música a volumen, pero a veces el llevar una convivencia relajada para llevar un ritmo de trabajo sin estrés no significa que olvidaremos en donde nos encontramos.

La confianza no es abuso, y es por eso que la prudencia debe ser un must be en tu día a día, ya que no solo se trata en cómo te comportas sino hasta en cómo te diriges con tus clientes, parte de la prudencia significa respetar las formas y ser educado, no se puede llegar con un relajo tratando como amigo a un cliente potencial. El respeto debe ser tu prioridad, pues como te comportes será tu carta de presentación más allá de cualquier proyecto, nadie olvida una primera impresión y más si es un momento donde tus imprudencias te llevaron a meter la pata.

Al igual que las normas del protocolo la prudencia es regla #1 así que antes de pasarte de la raya recuerda que debes conservar tu trabajo, piénsalo dos veces antes de contar un chiste malo.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas