Repisas colgantes para tus paredes en 5 pasos

Algunas veces queremos más lugares donde podamos colocar algunos objetos que no tienen sitio fijo en nuestro hogares y resultan ser estorbo. Lo primero que se nos ocurre es comprar un armario, alguna repisa o estante aunque lo ideal es que nosotros mismo creemos o habilitemos un espacio que no nos afecte tanto el bolsillo. Es por esto que les dejo esta ingeniosa forma de cómo hacer repisas colgantes hechas de ventanas.

Resulta bastante útil ya que la podemos colocar en cualquier pared que esté despejada lo que regularmente no interrumpe nuestro desplazamiento y facilita la agilidad de búsquedas y la organización de determinados objetos. También la puedes colgar del techo.

El portal digital Biensimple.com publicó una idea muy creativa de cómo hacer las repisas colgantes que resultan ser decorativas y útiles. Debajo les detallo:

REPISASCOLGANTES

Imagen extraída del tutorial de Biensimple.com

 Herramientas:

-Soga estilo náutica natural

-Rejilla de ventanas antiguas

-Un taladro

-Mecha para taladrar en madera

-Lápiz

-Mecha para taladrar en pared

-Clavos de pared

-Ganchos de techo

-Un nível de burbuja

Procedimiento:

Paso 1

Con el taladro y la mecha para taladrar la madera, perfora los extremos de las rejillas por donde van a pasar las sogas.

Paso 2

Corta dos tramos de soga de la distancia que consideres según el largo y la composición que desees de tu nueva repisa.

 Paso 3

Pasa la soga por cada una de las agujeros y luego haz un nudo en cada extremo para apoyar las rejillas y así fijarlas. Repite este paso con todas, dejando la distancia que consideres entre una y otra.

Paso 4

Elige el ambiente en donde se va a ubicar  la repisa y marca el sector del techo en el que se van a realizar las perforaciones. Con el taladro y la mecha para perforar pared, realiza las perforaciones y luego coloca los clavos y ganchos.

Paso 5

Coloca la repisa y con la ayuda de un nivel de burbuja, asegúrate de que los estantes estén bien nivelados. De no ser así, retira el estante y sólo corrige los nudos. Sólo resta colocar los objetos para guardar y decorar la repisa.

Si se te ocurre algún otro objeto reciclado que pueda sustituir las rejillas y hacer la misma función pues también es válido siempre y cuando sigas las instrucciones correctas. Recuerda que la creatividad con reciclaje resulta bastante útil y económica.

Tatiana Bastardo

digo lo que sé, pienso y siento

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.