Publicaciones

Ventas de smartphones Sony van en decadencia

Ventas de smartphones Sony van en decadencia

TOKIO, 17 septiembre 2014 (AFP) – La competencia de los smartphones en el mercado está bien reñida y sobre todo para las marcas que desafíen a los grandes Samsung y Apple. Sony es una de estas marcas, y ha anunciado que perderá 2.140 millones de dólares en este año fiscal, más del cuádruple de lo previsto hasta ahora, por las malas ventas de sus smartphones debido a la fuerte competencia que representa las demás marcas mencionadas.

Sony prevé una pérdida anual de 230.000 millones de yenes, y no de 50.000 millones.

La compañía ha avisado también de que no pagará dividendo este año, por primera vez desde su salida a la bolsa de Tokio en 1958.

En cambio, mantiene su previsión de volumen de negocios en 7,8 billones de yenes.

El grupo ha atribuido a un cambio de estrategia esta revisión negativa de su resultado y la reducción en un 15% del personal en el segmento de teléfonos celulares (1.000 empleados).

“Preveíamos un fuerte aumento de las ventas en la actividad de aparatos de comunicación móvil”, como smartphones y tabletas, pero “el entorno competitivo del mercado se ha visto alterado”, explicó en una conferencia de prensa el presidente de Sony, Kazuo Hirai.

“Los cambios están siendo violentos en el sector”, añadió.

En julio, el grupo dijo que durante el año fiscal esperaba vender 43 millones de terminales móviles, es decir siete millones menos de lo previsto en un primer momento.

Su filial de productos móviles, Sony Mobile Communications, está teniendo muchas dificultades para abrirse camino en medio de la dura competencia del surcoreano Samsung y el norteamericano Apple, que con sus respectivos Galaxy y iPhone dominan el mercado de los smartphones.

Sony presume no obstante de ofrecer unos modelos Xperia cuya última versión, el Z3, no tiene nada que envidiarle técnicamente al iPhone 6 presentado por Apple el 9 de septiembre, y que se venderá en las tiendas el 19.

Pero en 24 horas, esta novedad de la firma norteamericana ha recibido cuatro millones de reservas, algo nunca visto.

Sony quiere ahora poner el acento “en la rentabilidad, más que en las cuotas de mercado y el volumen de ventas”, precisó Hirai.

El directivo dijo que el grupo tiene que saber “combinar mejor sus contenidos y su material para salir de los productos típicos de Sony”. “Queremos mostrar un nuevo Sony, sorprendente”, dijo Hirai.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas