Publicaciones

El famoso escritor de ciencia ficción ingles Terry Pratchett falleció este jueves

El famoso escritor de ciencia ficción ingles Terry Pratchett falleció este jueves

Londres, jueves 12 de marzo de 2015 (AFP) – Terry Pratchett, autor de culto novelas de ciencia ficción como la  serie Mundodisco que vendieron millones de ejemplares, murió este jueves a los 66 años, informó su editor.

“Terry murió en su casa, con su gato durmiendo en su cama, rodeado de su familia”, dijo Larry Finlay, director de la editorial Transworld.

El mundo acaba de perder a “una de sus mentes más brillantes, más agudas”, estimó su editor.

El escritor, autor de más de 70 novelas, de las que vendió más de 85 millones de ejemplares, anunció en 2007 que tenía Alzheimer.

El Mundodisco imaginado por Pratchett era un mundo en forma de disco sostenido por cuatro elefantes -que se apoyaban a su vez en una gran tortuga- y que viajaba sin fin por el cosmos.

En 2006, los lectores de la revista literaria Book lo eligieron el segundo mejor escritor inglés vivo después de la creadora de Harry Potter, J. K. Rowling, la única en haber vendido más libros que él.

digo:Arte>> Creadora de Harry Potter prepara una sorpresa para los fans

En los últimos años de su vida defendió públicamente el suicidio asistido.

“En verano de 2014 acabó su último libro, un nuevo volumen de ‘Los anales de Mundodisco’, antes de sucumbir a los últimos estadios de su enfermedad”, agregó su editor.

En 1998 fue distinguido por la reina con el título de Oficial de la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura.

La primera novela de Mundodisco se publicó en 1983 y muchas de las obras de la saga fueron traducidas al español.

En una entrevista con el diario The Guardian le preguntaron cómo surgió la idea de Mundodisco.

“Ocurrió sin más”, dijo. “Empezó como una burla de la ciencia ficción. Pero cuando ‘El color de la magia'”, la primera obra, “se agotó en tapa dura en el primer día, pensé en hacer otra”.

Pratchett deja esposa y una hija.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas