9 tips para hijos de padres recién divorciados | digo:portal

9 tips para hijos de padres recién divorciados

Lunes 13 de abril (dpa) – Nada será igual después de una separación, y una ruptura familiar, es decir, tras un divorcio, y sobretodo cambiará para los hijos, quienes se ven considerablemente afectados. Dependerá de los padres y la educación que le hayan dado a sus hijos, que éstos lo asimilen de la manera correcta o no; unos reaccionan de una manera intrínseca, por ejemplo, encerrándose en su habitación, y otros buscando refugio en actividades externas, tratando de pasar menos tiempo en casa, y en casos extremos caen en las garras de los vicios.

digo:Familia>> Cómo afianzar la relación con tus hijos tras un divorcio

Se estima que alrededor del 20 % de los niños nacidos en el seno de un matrimonio experimentan una separación, a los que se suman los hijos de parejas no casadas. Existen algunos consejos para facilitarle el duro trance a los jóvenes y niños. Aquí los:

Consejos para niños y jóvenes de padres divorciados

1. Manifestar sentimientos

La mejor forma de lidiar con el miedo, el enojo, la tristeza o la desazón es hablar abiertamente sobre lo que a uno le pasa. Es mejor expresar el enojo y la tristeza que rumiarlos. Vale todo: llorar, esconderse en el sótano y gritar o salir a correr.

2. Comunicación ante todo

Los jóvenes deberían poder preguntarles a sus padres sin reproches qué es lo que pasa. No hablar y mantenerse receloso no ayuda. Los jóvenes deben hablar con los dos padres para no terminar “de un lado”. Si los padres no se muestran dispuestos de inmediato a una charla, hay que volver a pedírselo y recordarles su rol como padres. Quien encuentra difícil hablar de la separación puede también escribir un e-mail o una carta.

3. Reclamar el derecho a la opinión

Los jóvenes deben pedir ser incluidos en decisiones como una mudanza. Los especialistas consideran que deberían poder hablar con sus padres acerca de cómo seguirá la cosa. Ya sea que van a vivir unos días en la casa del padre y otros en la de la madre o que pasarán la semana en una casa y los fines de semana en otra, los jóvenes deberían poder opinar sobre el tema.

4. Buscar ayuda profesional

Un buen psicólogo o consejero puede ayudar a los jóvenes a pensar junto a sus padres, familiares y amigos cómo atravesar estos tiempos difíciles y qué les hace bien.

5. Buscar apoyo extra

“padres sustitutos”: si los propios padres están muy ocupados en salir adelante ellos mismos, amigos, padres de amigos, parientes y conocidos con experincias similares pueden brindar apoyo, orientación y refugio. Esto le permite a muchos jóvenes distanciarse con mayor facilidad de los padres y lidiar con la situación.

6. Continuar su rutina y metas, como de costumbre

Los jóvenes deberían seguir adelante con su propia vida y no dejar de lado sus hobbies. No hay obligación de sentirse mal porque los padres están mal. Quien se queda encerrado en su casa podría, a la larga, perder a sus amigos.

7. Mantenerse al margen de los problemas de los padres

Si los padres se hacen daño mutuamente o uno se siente tironeado, lo mejor es establecer límites claros. No es tarea de los hijos volver a unir a los padres. Tampoco hay que dejar manejarse por uno de ellos o permitir que descarguen sus frustraciones en uno. Lo mejor es tomar distancia y aclararles: “Arréglense entre ustedes”.

8. No eres culpable

Los jóvenes nunca deberían sentirse culpables de la separación. Está bien que los hijos puedan decir abiertamente que desearían que sus padres volviesen a estar juntos, pero no son responsables de que ellos vuelvan a llevarse bien.

9. Aceptar nuevas relaciones

Los jóvenes deberían tratar de recibir a las nuevas parejas de sus padres con la mayor apertura posible, ya que los padres también tienen derecho a hacer algo nuevo con sus vidas. El nuevo novio de la madre no reeemplazará al padre, pero podría llegar a convertirse en un buen amigo.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.