Publicaciones

Turistas que asistieron al mundial gastaron 794 mm de dólares

Turistas que asistieron al mundial gastaron 794 mm de dólares

BRASILIA, 25 julio 2014 (AFP) – 794 millones de dólares es una cifra récord según determinó el Banco Central de Brasil. Esta cantidad fue la que se gastaron los turistas extranjeros que viajaron a Brasil a inicios del pasado mes para presenciar el Mundial de Fútbol.

Además, cerró en 609 millones de dólares hasta el 23 de julio, 10 días después de que terminara el torneo, indicó el BC en un saldo preliminar.

Sin embargo, los casi 800 millones de dólares de junio no representan ni la mitad de lo que los brasileños gastaron en el exterior en ese mismo mes: 2.000 millones de dólares, también un nuevo récord en los registros.

Esto ocurre pese a que se elevó el impuesto para operaciones financieras en el exterior.

Brasil también registró en junio un déficit en cuenta corriente de 3.345 millones de dólares, 13% menos que lo anotado el mismo mes del año pasado.

La cuenta corriente es el principal indicador de la balanza de pagos del país, que registra las transacciones monetarias entre Brasil y el resto del mundo. Incluye venta y compra de bienes y servicios, e inversiones, entre otros apartados.

En 12 meses, el déficit acumulado a junio fue de 81.200 millones de dólares, equivalente al 3,58% del PIB, aunque 700 millones de dólares menos que el acumulado hasta mayo.

Este menor deterioro en las cuentas externas se explica por mejoras en la balanza comercial, que fue superavitaria en 2.364 millones de dólares en el sexto mes del año.

Todo esto ocurre en medio de un lento avance de la economía brasileña. El Banco Central espera una expansión económica de 1,6% en 2014, mientras que el mercado tiene perspectivas por debajo del 1%.

Las reservas internacionales brasileñas sumaron 380.500 millones de dólares, un aumento de 1.400 millones respecto de mayo.

La deuda externa total del país alcanzó 330.200 millones de dólares, tras un incremento de 10.100 millones de dólares en relación al cálculo hecho en marzo de 2014.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas