Un sensor que medirá los juegos de tenis

TOKIO, 20 enero 2014 (AFP) – El gigantezco fabricante de equipos electrónicos japonés, Sony exhibió el día de ayer un dispositvo que funciona como sensor para evaluar los distintos parámetros del juego de un tenista en tiempo real a través de un teléfono inteligente.

Este diminuto dispositivo electrónico, que pesa unos 8 gramos, se instala en la punta del puño de la raqueta, donde percibe el impacto del choque de la pelota y envía los datos recopilados mediante Bluetooth a un teléfono inteligente.

Los datos que consigue el sensor se pueden entender perfectamente gracias a una aplicación que creó Sony, la cual permite que veamos dicha información con esquemas y gráficos e inclusive se incorpora al juego mismo en caso de que haya sido filmado con el smartphone.

Según aclara Sony, “con esto, el jugador tiene la posibilidad de analizar su juego inmediatamente”.

SENSORRAQUETATENIS

Foto: TORU YAMANAKA/ AFP

¿Qué mide el sensor?

El número total.

-Los puntos de impacto de la pelota en la raqueta.

-Los diferentes tipos de golpes.

-La velocidad de la raqueta.

-La velocidad de la pelota.

-La velocidad de la rotaciones de la pelota.

Sony explica que este producto se suma a una nueva serie de artículos, aplicaciones y servicios que proponen mejorar el diario vivir gracias a las tecnologías sensoriales y al estudio de movimientos.

Este sensor llamado “Smart tennis sensor” estará a la venta en Japón a partir de mayo de este año por un valor de unos 18.000 yenes (130 euros). Hasta ahora este sensor sólo es compatible con la marca de raquetas japonesa Yonex y según informa Sony, aún no tiene en agenda venderlo en el extranjero.

Con el lanzamiento de este sensor, Sony competirá con otras empresas que han creado este tipo de tecnología, como es el caso de la empresa francesa Babolat que también dispone de la “Babolat Play Pure Drive”, una raqueta que está también trabaja con un sensor e interactúa de la misma manera con un teléfono inteligente, esta raqueta está a un precio de 399 dólares (295 euros) en los Estados Unidos.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas

© digo - Av. San Martín #236, Santo Domingo, República Dominicana.