Publicaciones

Wedding planner: Planificador de bodas un negocio rentable

Wedding planner: Planificador de bodas un negocio rentable

Wedding planner

Montar una oficina de Wedding Planner aporta una doble solución: libera a la novia de preocupaciones y stress y llena tus bolsillos de dinero, ya que es un negocio muy rentable.

Para ser wedding planner, lo ideal es que sepas cómo resolver los conflictos que van surgiendo a lo largo de la organización, que seguro serán bastantes. Las mujeres son las que suelen encargarse de este tema y ellas tampoco tienen mucho tiempo disponible, entonces, tú tarea como organizadora de la boda es alivianar esta carga y ofrecerle las alternativas que más se asemejan a sus requisitos.

Convertirse Wedding Planner y tener un negocio rentable

Deberás planificar la idea para contemplar todo los elementos que necesitaras para comenzar y hacerla funciona. Debido a que, tu responsabilidad será que todo salga a la perfección y sin ningún tipo de error.

Registra tu marca: pensar un nombre artístico que represente a una planificadora de bodas para ofrecer tus servicios, así también imprimir tarjetas de presentación donde indiques todo lo que ofreces. Esto hará que las personas te vean como una profesional, y así trasmitirles una imagen de confianza para lograr atrapar clientes.

Ofrece tus servicios: busca clientes potenciales, si no te animas a ofrecer tus servicios, podrás contratar a personas dedicadas a esto.

Tus servicios en internet: hacer una cuenta en Facebook, todo el mundo navega por este sitio, podrás encontrar clientes muy fácilmente.

Wedding Planner

Crea un catálogo: es muy importante que crear un catálogo, donde las personas puedan ver los paquetes y precios que tu ofreces.

Asesorate Legalmente: asesorarse con un abogado de confianza y realizar un contrato en el cual los clientes firmen para evitar cualquier problema en el futuro. En esta clase de negocio, es muy común que las personas terminen exigiendo más de los contratado.

Pedir Anticipo: es muy importante que a tus clientes les solicites un anticipo, así tu podrás comenzar tu trabajo lo antes posible. Lo mejor es pedir un 50 % de adelanto, y que el resto lo paguen un día antes de la boda. Lo mejor es que lo incluyas en el contrato, así estarás segura de que recibirás el resto del pago.

Publicidad en la boda: lo mejor es aprovechar todo lo que este en nuestro alcance, y que mejor que promocionarnos en dicho evento, debido a que esta en una temática que va acorde a una planificadora de bodas.

Para ir terminando, ser planificadora de bodas no es algo tan sencillo, pero con un poco de esfuerzo podrás crear un negocio rentable que te brinde todo lo que necesites.

Vanessa Cruz