Publicaciones

Cómo usar el engaño a tu favor

Cómo usar el engaño a tu favor

el engaño

Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles, como lo es el engaño, aunque no lo vislumbremos en el momento, este se puede convertir en el momento ideal para destacar nuestras fortalezas y es que de tu actitud dependerá en gran medida el tiempo de superación de esa experiencia negativa.

La tenacidad, la fuerza de voluntad y la decisión de continuar adelante, en caso de que sea tu elección, es lo que te ayudará a afrontar esa energía negativa, porque vamos a ser sinceros, nadie se siente alegre cuando lo engañan, pero esa negatividad puedes convertirla en algo positivo.

Lo primero que debes entender es lo inteligente, persuasiva y fuerte que eres, debes identificar los hábitos positivos que te rodean así como las actividades en conjunto que realizas, la soledad no tiene cabida en este momento.

El engaño, ¿cómo superarlo?

– Baja los niveles de agresividad

¡Vamos, sabes que esto no ayudará! la agresividad tiene la cualidad de hacerte ver menos inteligente y lo que sigue después, es aún mucho peor, nos referimos al arrepentimiento, ¿Qué hice, Por qué lo hice?, aprende e identifica el momento adecuado para mostrar tus fortalezas.

– Ten cuidado con las ideas revolucionarias

Muestra que puedes ser una persona tranquila y conforme con las situaciones a tu alrededor, hablamos de tranquilidad no de tristeza.

– No finjas ser tonta

Ignorar es una forma de permanecer en el engaño y eso no lo necesitas, haz el esfuerzo y sé más inteligente de lo que ya eres. La gente siempre intentará, más aún la persona que te engaño que estas equivocada, debes ser capaz de mostrar que hay mucho más de ti que lo de afuera.

– Escucha más que lo que hablas

Escucha en silencio y analiza el alrededor, estudia la situación y toma la decisión con cabeza fría y sin ofensas.

La persona traicionada pasa por un sentimiento de decepción, confusión y otras sensaciones que te obligan en el momento a auto criticarte, esto último es lo que debes evitar a toda costa, insultarte y echarte la culpa no resolverá nada, ten presente que todo en esta vida pasa por una razón y absolutamente todo, con el paso del tiempo se supera.

No alimentes sentimientos de odio ni de rencor, esto solo corroe el alma y puede afectar tu salud, tus hábitos e incluso la forma en como otros te perciben. Si tu decisión fue perdonar y continuar con esa persona, tu perdón debe ser real, no se vale hacerle la vida imposible a la otra persona recordando su falta ni tampoco es justo que te martirices recordando tu propio dolor.

Helen Rodriguez

Amante de la lectura!