Publicaciones

El turismo de series de TV causa furor en NY

El turismo de series de TV causa furor en NY

NUEVA YORK, 10 diciembre 2013 (AFP) – El público fanático de series de TV deja claro que el turismo en series de televisión es una motivación para visitar algunos lugares específicos visto en dichas series que han tenido mucha demanda de visitantes en la gran manzana. Un ejemplo de esto es “un cosmopolitan al estilo Carrie Bradshaw” o “la excitación del club de striptease favorito de Tony Soprano”.

El autobús de “Sex and the City”

Dos veces al día, este autobús está repleto frente al Plaza Hotel, cerca de Central Park. Mujeres jóvenes, muchas con amigas, están listas para descubrir los lugares de la serie, ir de compras como sus protagonistas, comer y beber como ellas.

El recorrido:

Mientras el autobús pasea por Manhattan, se puede ver a Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha en episodios de la serie y una guía alterna anécdotas del programa con datos sobre la ciudad: durante tres horas y media, los fanáticos se deleitan cruzando la frontera entre ficción y realidad.

¿El Plaza? Aquí es donde Carrie se quedó inmóvil viendo a Big salir con otra mujer, dice la guía, Stephanie Schweitzer, mientras todos sacan fotos.

El autobús baja por la Quinta Avenida y pasa por la joyería Tiffany. “¿Quién le propuso matrimonio a quién?”, pregunta. La respuesta llega entre risas desde el fondo del autobús.

En Greenwich Village, el autobús se detiene en una pizzería que aparece en la serie, cerca de un sex-shop al que suele ir Charlotte. Algunos fans prueban la pizza, otros regresan al bus con un paquetito envuelto.

En el autobús, la guía ofrece a todos una “cupcake” como las que comen Carrie y Miranda para consolarse de sus penas de amor.

Los sopranos

Otro de los tours más solicitados es un paseo en autobús de cinco horas a través de Nueva Jersey para los seguidores de “Los Soprano”, la serie de TV sobre el deprimido mafioso que interpretó el fallecido James Gandolfini.

El guía es Marc Baron, es un ex extra de “Los Soprano”. Los aficionados, muchos británicos, conocen al dedillo su trama, sus personajes y demás detalles.

Dos platos fuertes del tour son el restaurante Holsten’s, donde Tony Soprano comió en el último episodio, y el club de strip-tease “Bada Bind” (“Satin Dolls” en la vida real). Al mediodía está casi desierto y dos jóvenes en tanga se menean sin convicción. Pero los fans están súper felices ya que se imaginan allí con Tony.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas