Publicaciones

Hoy en día hay más pandas gigantes

Hoy en día hay más pandas gigantes

Pekín, lunes 2 de marzo (AFP) – El número de pandas gigantes en China ha aumentado considerablemente ya que alcanzó un 17% durante 10 años debido a las normas de conservación medioambiental, según reveló un estudio oficial.

Dicha investigación realizada por la Autoridad de Gestión de los Bosques, alrededor de 1,864 pandas gigantes habitaban China en estado salvaje en 2013, 268 más, lo que supone un crecimiento del 16,9%, explicó este sábado la agencia Xinhua.

digo:Deportes>> Los cachorros de panda que intentaban adivinar los resultados del Mundial de fútbol

Los esfuerzos de conservación realizados en los últimos años explican el aumento del número de osos panda en libertad. Asimismo, su hábitat también ha crecido un 11,8% a 2,58 millones de hectáreas.

Para finales del año 2013 habían 375 pandas gigantes en cautividad, 166 machos y 209 hembras en China.

Pekín ha llevado a cabo la “diplomacia del panda” con cierto éxito, pues estos animales a menudo se convierten en las estrellas de los zoos de los países que los albergan. En junio de 2014, 42 pandas vivían en 12 países, según el estudio.

Los pandas salvajes viven sobre todo en las montañas del suroeste de China. Este gran mamífero que posee un patrimonio genético cercano al de los osos, come exclusivamente bambú, pesa un centenar de kilos de media y llega a medir 1,80 m. Su particularidad es que tiene seis dedos.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que lo ha adoptado como su animal emblemático, se alegró de este crecimiento.

“El aumento de la población de pandas gigantes salvajes es una victoria para la política de protección del entorno que hay que celebrar sin ninguna duda”, dijo en un comunicado Ginette Hemley, una responsable de la asociación.

“Este aumento confirma el compromiso del gobierno chino, adoptado hace 30 años, de proteger a los pandas gigantes salvajes”, añadió.

La tasa de reproducción de estos animales es muy baja mientras que la pérdida de su hábitat representaba también una amenaza.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas