Publicaciones

Una camisa que presenta tu estado de salud

Una camisa que presenta tu estado de salud

LAS VEGAS, 10 enero 2014 (AFP) – En la gran feria tecnológica de Las Vegas (CES), una compañía francesa mostró una camisa que puede determinar e informar sobre el estado de salud de alguien que la use. Esta nueva e increíble prenda de vestir puede registrar temperatura del cuerpo y el ritmo cardíaco.

El director de dicha empresa francesa llamada Smart Sensing, Gilbert Reveillon, confesó a la AFP que “es la primera vez que se logra mezclar captores a textiles”. La invención de esa tecnología puede ser utilizada “en cualquier vestimenta, guantes, camisas o pantalones”.

Para que la prenda pueda registrar los datos de salud de la persona, dispone de un dispositivo que recolecta dicha información gracias a unos captores y este funciona con baterías el cual está cosido en la parte donde regularmente va colocado la etiqueta de la marca. Además esas informaciones recolectadas son enviadas a un smartphone gracias a una aplicación y así se podrá evaluar el estado de salud de la persona que la vista.

Este dispositivo es preventivo ya que gracias a sus avisos de algún problema de salud, la persona puede tomar cartas en el asunto a tiempo. Según destaca Reveillon este invento puede informar si la persona está cansada, angustiada y hasta determinar si una crisis cardíaca se avecina.

Reveillon además dijo que “No evita que la crisis se produzca, pero se la puede detectar horas o incluso días antes de que tenga lugar”. Este dispositivo resulta bastante útil para asuntos deportivos ya que el entrenador de un equipo deportivo puede apreciar la forma física de un jugador.

Esta asombrosa camisa, la cual fue creada con ayuda de empresas de equipamiento deportivo y profesionales de la salud, obtuvo un premio a la innovación durante el salón de Las Vegas.

Se espera que este producto llegue al mercado a finales de este año 2014. Según dijo el director de  Smart Sensing, esta camisa podrá ser lavada, y planchada sin inconvenientes y tendrá un precio con un 30% ó 40% más elevado que una prenda común.

Redacción

La nueva forma de decir las cosas